El Conocimiento como activo de la organización

images

Tradicionalmente se han considerado como activos los físicos los tangibles como maquinaria, instalaciones y otros bienes y no se venía considerando el Conocimiento como activo de la organización.

Siguiendo la tradición de gestión de activos se hace necesario, por tanto, gestionar dicho intelecto profesional que se viene contemplando como activo principal en las organizaciones del s. XXI y que es el que crea la mayor parte del valor en la nueva economía.

Pero dicha gestión no puede ser una entelequia, tiene que ser operativa.

El Conocimiento como activo de la organización funciona en cuatro niveles según el siguiente orden creciente:

  • Conocimiento cognoscitivo (saber qué): Es el dominio básico de una disciplina y que los profesionales consiguen mediante la formación. Es la condición primera, el primer nivel necesario… aunque no suficiente.
  • Los conocimientos prácticos avanzados (saber cómo): Se refiere a la aplicación eficaz del anterior nivel.
  • El conocimiento de los sistemas (Saber por qué): Se refiere al conocimiento pormenorizado de la red de relaciones causa-efecto que subyacen tras una disciplina.
  • La creatividad automotivada (Interés en el por qué): Este es el estadio superior porque permite simultáneamente:
    • Prosperar a la vista de los rápidos cambios actuales.
    • Renovar los propios conocimientos cognoscitivos, técnicas avanzadas y conocimientos de los sistemas (las anteriores etapas) para competir en la siguiente oleada de adelantos.

Son las personas las depositarias del conocimiento aunque las tres primeras etapas pueden gestionarse mediante sistemas, bases de datos y tecnologías de la propia organización Pero el cuarto nivel “la creatividad automotivada o interés en el por qué” se encuentra en la cultura de la organización y esta la conforman las personas.

Este es un hecho de primera magnitud y aunque el artículo de referencia es de 1999 los autores ya llaman la atención sobre:

  • La mayor parte de la actividad profesional normal está dirigida a la perfección.
  • No está orientada a la creatividad.

Se viene partiendo del hecho de que los clientes requieren productos y servicios que funciones, que sean fiables. Pero ello se refiere a los productos y servicios existentes pero ya no es de aplicación suficiente cuando hay que cambiar constantemente de oferta, se requiere un paso más para definir aquellos que los clientes necesitan, requieren, insinúan.

¿Cómo lograr dar ese paso de alcanzar el camino a través de los cuatro niveles hoy en día?:

  • Tratar de tener y retener a los mejores: La fuerza del conocimiento es tan grande que unos cuantos profesionales sobresalientes pueden crear una organización de éxito.
  • Forzar un rápido desarrollo intensivo: Para ello lograr conectar rápida y fuertemente con los clientes y hacerlo con toda la organización.
  • Aumentar constantemente los retos profesionales: Abandonar las zonas de confort que toda parcela de la organización genera.
  • Evaluación constante: Evaluación continua y constante y hacerlo de forma objetiva para ver el avance de los anteriores puntos.
  • Superar la reticencia a compartir información: El compartir información y conocimiento es esencial dado que los activos intelectuales, a diferencia de los activos físico, aumentan su valor con el uso.

 

¿En qué nivel te encuentras de gestión de conocimiento?

¿Además de conocimientos sabes el por qué y para qué son útiles?

3 comentarios
  1. Jorge A. Guerra
    Jorge A. Guerra Dice:

    Excelente enfoque !!!

    Recientemente estuve trabajando en el despliegue de los procesos sustantivos de una empresa de Investigación, Desarrollo e Innovación y si bien no trabajé en los procesos de apoyo, identifiqué que aplicaban la metodología del Mentoring para transferir los cocimiento de los trabajadores con más antigüedad y experiencia a los más jóvenes, recién ingresados. Una excelente iniciativa no muy difundida en la mayoría de las empresas.

    Responder
    • Paco Corma
      Paco Corma Dice:

      Hola Jorge,
      gracias por tu comentario.
      Considero muy positiva la experiencia que comentas ya que es uno de los pilares de la gestión del conocimiento, es decir hacer compatible y paralelo el conocimiento tácito y explícito.
      Un saludo

      Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *