Loading...

Hablamos continuamente de “innovación” y no queda claro que todos los hagamos desde la misma óptica.

Hablar de innovación  o simplemente utilizar la palabra “innovación” es un hecho cotidiano en multitud de conversaciones, incluso podríamos decir que es un tema de actualidad. Pero hablar de innovación es hablar de todo y hablar de nada ya que puede quedarse en una simple frase hecha, en trivializar el término hasta dejarlo hueco. Dicho de otra forma, hablamos continuamente de “innovación” y no queda claro que todos los hagamos desde la misma óptica. Se puede, incluso, llegar a pervertir el lenguaje una vez más.No estaría de más hacer un esfuerzo colectivo, al menos entre los que nos dedicamos al asunto, para crear un lenguaje propio de la “innovación”. Podemos pensar en 4 puntos comunes en este lenguaje de la innovación: - El enfoque: El campo de actuación hace referencia a lo no existente o a lo mejorable, pero desde unos valores predefinidos. - El modelo o método dialéctico: La forma de intervenir en el proceso evolutivo de las ideas y de los destinatarios. - La incertidumbre como realidad omnipresente en todo el proceso. -El objetivo final: No perderlo de vista, son las personas. Creo, al menos es mi aportación, que estos cuatro puntos deben conformar parte del lenguaje de la “innovación”. Podemos añadir otros como:

-  La marginalidad ya que se trata de sobrepasar las fronteras actuales.

-  La necesidad constante de buscar respuestas a preguntas. - La tendencia a generar un nuevo futuro, a diseñarlo en base a nuestros intereses. Pero, al menos de momento, me quedo con los cuatro primeros pilares del edificio que tenemos que construir para crear un lenguaje propio de la “innovación” y que no caiga en una especie de coletilla trivializada que se añade a cualquier frase o discurso sin que tenga nada que ver. Evitar alienar la propia palabra-concepto. ¿Crees que todos hablamos de lo mismo cuando hablamos de innovación? ¿Se ha trivializado e incluso desnaturalizado el término?

Comentarios

  • Jue, 14/05/2015 - 00:46 responder
    Estuve leyendo un libro de Aquiles Gay, "la tecnología, el ingeniero y la cultura", y quiero compartir el siguiente párrafo, "Innovación (en el campo técnico-tecnológico) es la incorporación de un invento al proceso de producción". Más adelante dice "La innovación es el resultado de lo técnicamente posible con lo socio-económicamente deseado o aceptado", me parece un buen punto de partida para saber de que estamos hablando cuando hablamos de innovación. Saludos
    • Jue, 14/05/2015 - 07:46 responder
      Buenos días Rubén, ambas definiciones las pondría encadenadas o complementarias ya que la primera sin la segunda no conduce a nada. Tiene que ser socio-económicamente aceptado. Si sólo se queda en la incorporación del invento (en el caso técnico-tecnológico) podrá ser un avance pero no lo denominaremos innovación. Gracias por comentar.

Deja un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres un visitante humano o no y para evitar envíos automatizados de spam.
1 + 1 =
Introduce el resultado