Loading...

McKinsey propone que se reduzcan a tres las ideas o conclusiones más destacadas en cualquier análisis. Lamentablemente y en el caso que nos ocupa no he sido capaz de hacerlo y paso a indicar seguidamente los 10 elementos comunes en las empresas innovadoras, que se dan en todos los casos que voy analizando y que coinciden mucho con otros resúmenes publicados: 1.- Cultura corporativa 2.- Actitud innovadora 3.- Anticipación 4.- Disponer de los ingredientes necesarios para la toma de decisiones: Anticipación + gestión del conocimiento + inversión necesaria 5.- Incorporación de la voz del cliente desde el inicio del proceso 6.- Búsqueda de una innovación radical 7.- Objetivos claros y equilibrados 8.- Acierto en la estrategia de la organización 9.- Equipo definido de proyecto 10.- Papel otorgado al director del proyecto Estos 10 elementos, independientemente del orden, se encuentran en cualquier ejemplo que encontremos de empresas innovadoras. También, haciendo la lectura en negativo, podemos ver cómo han fallado algunos de los elementos comunes en los casos de empresas innovadoras que no han logrado el éxito o simplemente no han sido innovadoras. ¿Cómo actuar para que se produzca su ensamblaje?

  • Convertir la innovación en una fuente de ventajas competitivas para la organización
  • No entrar en la dinámica del cambio por el cambio, creyendo que porque está cambiando ya está innovando.
  • Impulsar la innovación en la organización.
  • Construir las condiciones facilitadoras de la innovación.
  • No olvidar las condiciones necesarias para el éxito en la innovación. La innovación debe ser el resultado de una dirección estratégica eficaz
  • Hacer que la innovación sea el resultado de la dirección estratégica de la empresa.
  • Alinear la innovación a los objetivos de la empresa.
  • Potenciar la creación y gestión del conocimiento en la organización.
  • Al abordar un proyecto concreto de innovación, tener presentes las siguientes claves del éxito (ve decálogo anterior)
  • Cuidar a las personas: son el elemento clave en la innovación.
  • La innovación se puede y se debe medir.
  • Evaluar la capacidad innovadora de la organización.
  • Utilizar el Cuadro de Mando de la Innovación y el Cambio para medir la innovación en la organización.
  • Adaptar la herramienta al caso concreto.
  • Profundizar en el análisis a través de los indicadores de resultado.
  • Detectar las causas de las desviaciones mediante los agentes del cambio.
  • Utilizar la metodología adecuada.
  • Si la innovación es importante para el futuro, disponer un plan estratégico de innovación.
  • En las PYME, el plan estratégico de innovación puede ser parte de su plan estratégico.
  • Invertir en la contratación de un facilitador externo.

Alfons Cornellá y en un Apéndice que titula “Cómo crear una empresa innovadora ideal” lo dice y ahora resumo:

  • Crear o definir el equipo. Un equipo de profesionales capaces de lo mejor trabajando juntos y por separado.
  • La empresa en cuestión no debería estar basada en un conocimiento específico, sino que debería entender el conocimiento como un universo por el que moverse en todas las dimensiones.
  • Estar orientada a la oportunidad
  • Evitar lo efímero y efervescente frente a lo auténtico y honesto. Aunque radical, debe ser realizable y hacerlo extremadamente bien.
  • Tener claramente definido el mejor líder para el equipo. Que sea capaz de fomentar la capilaridad entre los componentes del equipo.
  • Un nuevo tipo de organización que permita dicha capilaridad.
  • Observar y observar y seguir observando.
  • Tener claro lo que sabemos hacer bien (en vez de conocer aquello que hacemos bien)
  • Actuar rápido, muy rápido

Resumido todo ello en:

  • Visión
  • Energía
  • Riesgo
  • Suerte

O como dice mi colega Julián Gala, las 3V: - Visión - Valor - Velocidad ¿Has identificado algunos elementos comunes en tu organización? ¿Eliminarías o añadirías alguno?

Comentarios

  • Sáb, 07/11/2015 - 11:15 responder
    En un mundo donde la única constante es el cambio, quienes se adapten de la manera más saludable y saquen provecho a esta oportunidad tienen mayores posibilidades de innovar y convertirse en instituciones más atractivas tanto para el mercado como para sus posibles trabajadores. El fomentar una cultura organizacional de aprendizaje y colaboración, donde todos tengan la posiblidad de mostrar lo mejor de si, no solo mejorará el rendimiento de la compañía sino que también el del colaborador permitiendo que este crezca a un ritmo similar al de la empresa.
    • Dom, 13/12/2015 - 11:50 responder
      Hola Diego, disculpa la tardanza en comentar contigo. Coincido plenamente en que el crecimiento en paralelo con el ritmo de la empresa es fundamental. Suele suceder más bien al contrario, la empresa suele ir mucho más lenta que la propia persona y ello es lógico. Es el momento crítico. Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres un visitante humano o no y para evitar envíos automatizados de spam.
8 + 4 =
Introduce el resultado