Loading...

10 primeros pasos en innovación es un artículo ya publicado con anterioridad en la revista Dir&Ge y que traigo al Blog por haber sido motivo de debate entre colegas. Para Innovar hay que poner en marcha un Proceso de Innovación y para ello hay que definir un itinerario o camino a recorrer. Hacerlo, ponerse en marcha sin un buen mapa, nos puede llevar a destinos insospechados, no siempre los buscados. Aunque resulte trivial, conviene repasar la secuencia de estos 10 primeros pasos en innovación:

  • Primero: Tener claramente definida la propia Misión y Visión. Cuál es el objetivo, quién el Cliente que nos guía.
  • Segundo: Junto a lo anterior, definir la Estrategia Innovadora.
  • Tercero: Para llegar al anterior punto será necesario:
    • Analizar el entorno: tanto el demográfico como el económico, político, legal, socio cultural, etc. con los que nos encontramos.
  • Cuarto: Segmentar nuestro universo. Tener claro cuál es nuestro sector de actividad, nuestra competencia. Hacerlo de forma histórica y con indicadores de rendimiento, incluso de percepción, pero con indicadores.
  • Quinto: Definir diferentes escenarios en los que nos podemos encontrar durante nuestro camino, caminos alternativos, formas en las que podremos crecer o defendernos, etc.
  • Sexto: Planificar y volver a planificar las diferentes actividades. El objetivo no es el plan, pero sin él pocos objetivos alcanzaremos.
  • Séptimo: Conocer perfectamente las reglas del juego en que nos vamos a meter, quiénes son sus actores, reglamentaciones, barreras, ventajas e inconvenientes que nos aporta la reglamentación, etc.
  • Octavo: Pensar con la cabeza y no con los pies de la prisa. Apoyarse en el equipo para ir visualizando los avances.
  • Noveno: Conocer, evaluar y dimensionar bien las propias fuerzas y tratar de conocer las de la competencia. No todo mercado es asequible a nuestra dimensión. No todo lo emergente es válido. La idea tiene que haberse definido bien en los primeros pasos de este listado.
  • Décimo: Ponerse en marcha y no permanecer paralizado con el análisis continuo. La dinámica siguiente a la puesta en marcha es volver a repetir este decálogo. Ver los resultados, analizar su adecuación a lo previsto y verificar las modificaciones a realizar para reorientar la acción.

Efectivamente, son los 10 primeros pasos en innovación y que se repiten en cualquier actividad. El proceso Innovador es uno más.   ¿Es planificable el inicio del proceso innovador? ¿Qué primeros pasos hay que asegurar?  

Deja un comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.