Loading...

La innovación se presenta como la palanca que permitirá salir de la crisis, tanto a  las empresas como al país. Es un mantra pesente en todo momento pero es difícil cuantificar su impacto real en los resultados de las empresas. Si las compañías no tienen claro cuánto valor pueden captar con su esfuerzo en innovación, lo más probable es que no innoven tanto como debieran. ¿Cómo averiguar el valor que aporta? En el trabajo Innovation and Markups: Firm Level Evidence se investiga el tema a nivel micro. Los autores analizan la relación que existe entre la innovación de proceso y la de producto y la creación de valor a través del incremento de márgenes que puede conseguir la empresa después de innovar. Tradicionalmente la investigación sobre innovación se ha centrado en las ganancias de productividad, es decir, los vínculos entre el gasto en I+D+i y la medición de la productividad laboral y la productividad total de los factores, y no en relacionar estos esfuerzos con los resultados de la empresa. Por otra parte un cálculo erróneo del coste de capital o pasar por alto las economías de escala en la medición pueden ocultar la relación entre la innovación y la productividad o el aumento en los márgenes. En el estudio se calcula el aumento de los márgenes mediante una técnica que identifica la elasticidad de los insumos respecto a la producción (cuánto aumenta esta última al incrementar los primeros), para luego compararla con la cuota del coste de los insumos en los ingresos, lo que permite medir el aumento de los márgenes. El trabajo aplica a 3.400 pymes y 1.200 grandes empresas y a lo largo de 18 años. Resultados:

  • La innovación de producto tiene un impacto ampliamente positivo en los precios y el aumento de los márgenes. Es lógico que las empresas que incorporan nuevos diseños o funcionalidades esperen vender sus productos a un precio más elevado.
  • Un hallazgo no tan evidente fue que la innovación de proceso también suele aumentar los márgenes. Este tipo de innovación reduce los costes y los precios normalmente se ajustan para reflejar esa reducción, pero solo en parte, ya que las empresas también suelen aprovechar para ampliar los márgenes.
  • Los autores observaron que, de media, los márgenes aumentaban un 2,8% tras una innovación de proceso y un 3,9% tras una innovación de producto.
  • Los mayores incrementos correspondían a la industria química. También los de los sectores editorial y de alimentación y bebidas fueron altos. Los que mostraron incrementos más modestos durante el periodo estudiado fueron los productos textiles, de cuero y de madera, así como la maquinaria de oficina.
  • En la mayoría de los casos, el incremento de los márgenes y los beneficios se consiguió con innovaciones de producto, tanto de diseño como funcionales, y con la introducción de nueva maquinaria, una innovación de proceso.
  • Las empresas que parecen beneficiarse más de la innovación de producto son las más pequeñas.

Estos hallazgos permiten comprender mejor el impacto de la innovación de proceso y de producto en las empresas.  ¿Podemos evaluar el beneficio que aporta la I+D+i a nuestras empresas concretas?

Comentarios

  • Lun, 23/09/2013 - 10:50 responder
    Como ya he comentado alguna vez, el sector en el que desarrollo mi actividad laboral está constituido en un 100% por Pymes, es un sector trabajo intensivo y muy vinculado a la moda . Por ello las innovaciones que se acometen cada temporada son basicamente de producto, innovaciones en las materia s primas, en los diseños de hormas y tacones, y en el propio diseño del producto. Esto si es realizado cada seis meses si ni antes, y de estas innovaciones depende todo el retorno, el acertar en este proceso innovador depende todo lo relacionado con la rentabilidad empresarial. Estamos hablando de una innovación que consiste en la creación de más de 100 modelos con unos componentes también innovadores en calidad y en confort, que van a ser exhibidos por todo el mundo. Lo que las empresas esperan es que esa innovación genere unas ventas máximas. También se da la necesidad de introducir alguna tecnología avanzada que permita producir más unidades y importantes mejoras en terminos de calidad de producto, por ejemplo, mejor pegado de suelas, clavado de tacones, etc. Toda esta suma de procesos contribuyen , en cierta medida a que las empresas puedan garantizar su supervivencia en el mercado. Otra cosa es la situación o coyuntura actual en cuanto al coste del dinero y en un sector intensivo en mano de obra, los costes de la seguidad social. La robótica no ha conseguido todavía conseguir un nivel absoluto de control en todas las fases del proceso de producción, son una gran variedad de modelos y de construcciones, lo cual hace muy dificil introducir esta tecnología.
    • Lun, 23/09/2013 - 19:17 responder
      Renovar las colecciones, el catálogo, no lo consideraría "innovación" ya que no transformamos algo para conseguir algo nuevo. Es lo mismo cambiando aspectos no determinantes en la funcionalidad. Cambiar la funcionalidad, cambiar materiales, nuevas funcionalidades de los materiales, por ejemplo, si que sería "innovación". El ejemplo más popular es el de Gorex. También sería innovación la interface con el cliente como nueva forma de venta. Lo sería también el introducir un nuevo modelo de negocio basado en la generación de un club de usuarios de un determinado tipo de calzado ... También en los procesos es factible. El problema puede residir en el tamaño de empresa que hace complejo el disponer de recursos para lograrlo. Gracias Vicente
      • Mar, 24/09/2013 - 12:34 responder
        Desde la zona productora se considera innovación con matices. De hecho se renueva todo, desde las materias primas hasta las construcciones. Se transforma de una temporada a otra cada una de las colecciones, desde el punto de vista de la funcionalidad también se produce alguna que otra innovación en los materiales, sería el caso de las plantillas que consiguen un aumento del confort en los pies, materiales de corte hidrófugos, aplicación de la nanotecnología para evitar la sudoración de los pies y a su vez producir una sensasción de confort, etc. Efectivamente estamos asistiendo a un paulatino proceso de cambio de modelo de negocio en la venta y distribución de calzado, se están promocionando con un éxito importante el concepto de realidad aumentada,la personalización del modelo deseado por la clienta, etc. Todo ello mediante el desarrollo de las nuevas tecnologías virtuales que ya vienen comercializandose en algunas empresas, pero que el futuro inmediato pasa por estas innovaciones . El tema central no es otro que pertenecer a un sector tradicional y manufacturero, aún así el dinamismo innovador es imparable, siendo las expectativas muy optimistas. Ahora que las exportacionas se recuperan y se abren nuevos mercados será el momento de dar nuevos impulsos a las tareas innovadoras. Por el momento son las grandes marcas quienes están protagonizando el papel de vangurdistas, son las que gozan de rcursos económocos y de una dimensión de mercado muy importante. Pero como hemos dicho otras veces la estrategia sería mantener un ritmo constante de inversión en estos proyectos y ser capaces de soportar los embates de la complicada situación financiera y comercial que padecemos.Seguir trabajando y esperar unn cambio de ciclo.
  • Mar, 24/09/2013 - 13:27 responder
    Otro aspecto que no he comentado en el post anterior, es la relacionada con la innovación en el sector en la fase de confección de muestrarios. Hasta ahora no había otra opción que fabricarlos fisicamente y en unas combinaciones concretas. Ahora y gracias a las tecnologías virtuales podemos visualizar un muestrario completo en 3D, desde el ordenador , el iphone o una tablet, podemos mostrar a nuestro clientes todos los modelos, construcciones, combinaciones de materiales posibles al instante e incluso formalizar el pedido desde la misma aplicación, todo ello sin necesidad de disponer de la muestra fisicamente. Este sistema está modificando lo que hasta ahora ha sido el modelo tradicional de ventas, al menos agiliza en gran medida los avances que regularmente solicital los grandes clientes, los de gran consumo. El retorno económico de esta tecnología es evidente, el más importante es el ahorro de tiempo , luego una economia importante en consumo de materias, ahora produces lo que realmente quiere el cliente. en fin vamos por el buen camino de la innovación.
    • Mar, 24/09/2013 - 16:27 responder
      Hola Vicente, lo importante es tener el espíritu innovador (aunque sea a nivel individual) ya que ello provocará que aparezcan proyectos innovadores o que acometas tareas de una forma innovadora. Por otra parte, las empresas de tu sector que están sobreviviendo (incluso repuntando en este año) están incorporando buenas dosis de innovaciones. Un saludo

Deja un comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.