Loading...

La innovación suele estar asociada, en muchas ocasiones, a nuevos conocimientos.

Las percepciones son una fuente importante para iniciar proyectos de innovación. Son individuales o colectivas pero no dejan de ser sensaciones, opiniones, estados de ánimo, apreciaciones... basadas en un estado puntual de análisis y no asociado, necesariamente, a datos objetivos. Son eminentemente subjetivas.

La innovación se presenta como la palanca que permitirá salir de la crisis, tanto a  las empresas como al país. Es un mantra pesente en todo momento pero es difícil cuantificar su impacto real en los resultados de las empresas. Si las compañías no tienen claro cuánto valor pueden captar con su esfuerzo en innovación, lo más probable es que no innoven tanto como debieran.

Dentro del campo de la Innovación, los últimos 25 años están siendo los del “cambio acelerado”.

Pocos campos ofrecen oportunidades más ricas para la innovación como el caso del éxito inesperado. Sin embargo no suele analizarse. Es más, la Dirección tiende a rechazarlo. No resulta fácil para un directivo aceptar un éxito inesperado, como si no estuviera asociado a una acción decidida por él.

Es bueno empezar por la respuesta. Mi respuesta es a la vez que NO. Me explico, dependerá de lo que entendamos por “burbuja”.

Este término, burbuja, era escasamente utilizado hace simplemente 4 años y ahora forma parte de nuestro vocabulario más habitual.

La Innovación, la ciencia y la tecnología aparecen en todos los discursos en los que se proyecta una eventual salida de la crisis, la palanca sobre la que se apoyará el crecimiento y la generación de empleo. Más recientemente se incorpora el Emprendimiento y parece que se genera una cierta confusión. La ley del emprendimiento bien podría llamarse ley del autónomo. Si se pretende asociar emprendedor a innovador y, entonces, decir que se apoya la innovación se está cometiendo fraude. La innovación, la ciencia y la tecnología es otra cosa.

En más de una ocasión he incluido junto a diferentes reflexiones sobre innovación, vídeos que explican de manera sencilla, la puesta en práctica de técnicas de creatividad en organizaciones y empresas. En esta ocasión os incluyo la descripción para poner en práctica la popular técnica de creatividad grupal  de los seis sombreros:¿Has puesto en práctica alguna técnica de creatividad para la resolución de problemas en la empresa?

Si definimos el Conocimiento Tácito como el conocimiento práctico, difícilmente parametrizable, basado en la experiencia o el “saber hacer” personal y definimos el Conocimiento Explícito

Artículo publicado en mi sección “El Laboratorio” del Periódico Mediterráneo, el  26 de mayode 2013, con la reflexión sobre la gestión del conocimiento y su puesta en práctica en un centro educativo.