Loading...

Los consultores externos son de gran ayuda en materia de innovación, pero ¿innovan los consultores en su propio trabajo? La ubicación de los Consultores especialistas en la cadena de la Innovación suele posicionarse en dos puntos fundamentales:

  • Generación de innovaciones.
  • Transferencia de innovaciones

Incluso de forma más general y para los generalistas, ya que lo anterior está reservado para los especialistas, se suele asimilar a:

  • Formación y concienciación en innovación
  • Practicar técnicas y metodologías para innovar.

Pero en cualquiera de los cuatro frentes indicados, no se suele hacer referencia a la propia innovación interna, a la innovación en los propios sistemas y métodos de los Consultores, a la innovación de los consultores en su propio trabajo:

  • Innovación en sus propios métodos
  • Innovación en sus propios procesos

Este tema está sujeto a interpretaciones cualitativas u opiniones, no necesariamente asociadas a estudios, dada la situación de crisis generalizada en el sector. Se podría deducir que hace falta un gran impulso innovador para salir de la crisis de las propias consultoras. En una reciente publicación se hacía referencia, precisamente, a la innovación en el sector de la consultoría (En UK):

  • Contrariamente a lo que se pueda pensar, el sector de la consultoría está continuamente innovando, si bien es cierto que no hay grandes programas de innovación específica. Pero es continuo.
  • Para el 64% de las consultoras la innovación se enfoca a "diferenciarse de los competidores"
  • El 21% tienen un proceso formal de innovación.
  • Para el 26% la innovación interna se realiza conjuntamente con los clientes.
  • Para el 69% de las consultoras, las innovaciones se han incrementado en los últimos 5 años.
  • Los más importantes habilitadores de la innovación son:
    • Acceso a investigaciones externas.
    • Elevados niveles de autonomía interna.
    • Sistema de comunicación interna bien consolidado
  • Para el 50% de las consultoras, el trabajo con los clientes es la principal fuente de innovación (frente al 22% en el año 2005).

De estos resultados, que desmienten totalmente la posible sensación de que las consultoras no innovan en ellas mismas, se sacan las siguientes recomendaciones para que los consultores innoven en su propio trabajo:

  • Innovar en temas prácticos y de proximidad a la utilización.
  • Para innovar compartir costes con otros agentes del Sistema de Innovación.
  • Investigar, captar e introducir nuevas ideas.
  • Ser proactivo con los clientes para detectar fuentes de innovación interna en la propia consultora.
  • Desarrollo profesional continuo de los propios consultores.
  • Si ahora tomamos en consideración la interacción con los clientes para lograr innovaciones internas en la propia consultora:
    • Definir líneas conjuntas de innovación y construir un sistema de priorización de las mismas.
    • Disponer de base de datos de experiencias anteriores que hayan resultados exitosas.
  • Y en la interacción con los otros agentes del Sistema de Innovación:
    • Generar grupos de trabajo conjuntos para desarrollar nuevas ideas y métodos.
    • Hacer estudios sistemáticos sobre la evolución de la demanda y tipo de consultoría demandada.
    • Analizar tendencias (tanto macro como micro) sobre las que actuar o adelantarse.

Así pues, las Consultoras, al menos las que son especialistas, están sistemáticamente innovando a nivel interno para crecer en los momentos de auge y para diferenciarse en los momentos de crisis.  ¿Cómo innova su metodología el propio innovador? ¿Realmente innovan internamente las empresas de consultoría?

Comentarios

  • Lun, 26/01/2015 - 13:53 responder
    Con el ritmo de cambios tan vertiginoso que sufren las empresas cada día, desde luego la innovación no se convierte en opcion para los consultores. El principal problema de las consultoras es que sus propios procesos internos están demasiado jerarquizados y no tienen espacio interno para la creatividad indivisual, y por tanto la aportación de valor individual que cada consultor puede hacer. Tienen una plantilla y se la aplican a la empresa en cuestión, con cero empatía y cero inteligencia emocional, muchas veces generando mucha resistencia y rechazo en quienes deberían implementar las dinámicas propuestas por los consultores, lo que tiene un coste para la empresa, y en última instancia para la consultora, alto y que no se tiene en cuenta. Un excelente análisis. Gracias

Deja un comentario

To prevent automated spam submissions leave this field empty.